Sonidos sanadores, una forma distinta de curar


Una de las terapias naturales más antiguas, son los sonidos, un conocimiento que los antiguos sacerdotes, chamanes, curanderos y místicos, utilizaron desde los orígenes de la humanidad para reequilibrar la salud y el espíritu de sus semejantes. 

El razonamiento de porque los sonidos son capaces de modificar las estructuras tanto biológicas como inertes es muy simple, y se traduce en que el sonido es energía y toda estructura física es energía con distintos niveles de densidad, por lo tanto interactúa. Como decían los antiguos sabios, el hombre es música que camina, y la
música es la armonía de los sonidos, en otras palabras el mensaje de los sabios era que salud es nuestra música, y cuando se pierde esa armonía vibracional, nos encontramos ante lo que hoy llamamos enfermedad.

Cada célula de nuestro cuerpo vibra y lo hace en una frecuencia específica, para mantener la salud o la totalidad de las funciones orgánicas, y saber cómo restituir esa frecuencia cuando se pierde, era el arte de curación que en la antigüedad se practicaba y que ahora se trata de recuperar. 

Un dato anecdótico que siempre me llamo la atención y que da un indicio entre la relación de los sonidos y la salud, es que según un estudio los músicos viven más, al vivir inmersos en el mundo de la armonía de los sonidos. 

El Tíbet, que es uno de los lugares más antiguos del mundo y donde se practica la sanación atreves de los sonidos en la actualidad, como se realizaba hace miles de años, es un lugar donde los monjes tratan una gran variedad de dolencias, por medio de sus cantos o mantras y elementos como los famosos cuencos tibetanos, que llevan al reequilibrio de las frecuencias celulares y así logran devolver la salud.
Los “Mantras”, son frecuencias capaces de armonizar todos los niveles vibracionales de nuestro cuerpo energético y psicofísico, siendo el más antiguo de todos el que representa a sonido del universo, y es el Om o Aum, muy utilizado en el yoga hindú, que lo considera el sonido de la creación o primigenio y como tal el que es capaz de restaurar nuestro equilibrio general al sintonizarnos con el mismo universo. 

En las artes marciales se utilizan los sonidos para lograr un mayor efecto de los golpes, así por ejemplo en las artes marciales japonesas el grito que acompaña al golpe se lo llama Kiai y este tiene como fin concentrar la energía en un punto logrando así un resultado que rompe las leyes de la física, ya que cualquier parte de cuerpo puede romper materiales que van desde maderas hasta hormigón, una proeza que la ciencia aun hoy no puede explicar. 

Otro dato interesante respecto del poder curativo de los sonidos es el caso de los animales, siendo un ejemplo de ello la terapia con delfines o Delfino terapia, en la cual estos maravillosos animales emiten frecuencias inaudibles en el agua capaces de restaurar el equilibrio vibracional celular en las personas enfermas, que encuentran en esta terapia desde un gran alivio hasta curaciones milagrosas.

CONOCE TU HOROSCOPO CHINO
Ingresa tu fecha de nacimiento:
Tu signo es:
Conoce las virtudes de tu signo en el Milenario Horoscopo Chino

Blogs Amigos